1_UE
1_andaluciasemueve1

Ciencias de la Naturaleza

Publicado el 6 de junio de 2015 | por victordeharo

0

El huerto escolar del CEIP Sierra Nevada

Datos del Proyecto

Nombre del proyecto: Agri-cultura. El huerto escolar
Centro (donde se desarrolla la experiencia): CEIP Sierra Nevada
Localidad y provincia: Granada (Granada)
Nombre del docente que coordina el proyecto: Víctor de Haro Muñoz
Estudiantes a los que va dirigido (nivel(es)/curso(s)): Alumnado de Segundo Ciclo de Educación Primaria (3º y 4º)
Número de estudiantes: 15
Página web/blog del proyecto:
Enlaces de interés vinculados con el proyecto:

Descripción de la Experiencia

Primera Sesiones, primeras impresiones.

Empezamos nuestro primer día de profundiza conociéndonos un poco y escribiendo los datos de nuestro perfil personal para ponerlos en esta página, en la sección “El Equipo”. Hicimos una lluvia de ideas para saber qué pensábamos que deberíamos incluir en la descripción de cada uno/a, las fuimos anotando en la pizarra digital y posteriormente empezamos a redactar un primer borrado en un folio.

Luego salimos al recreo para tomarnos la merienda y jugar un poco y a la vuelta, empezamos a trabajar con los portátiles.
En ellos, comenzamos a utilizar la aplicación online de google llamada “drive”, que nos permite crear documentos colaborativos, que se almacenan en la “nube” y a los que podemos acceder mediante nuestro usuario y clave que tenemos en común. Estos perfiles se pueden trabajar desde casa y conforme estén acabados se irán incluyendo para completar “El Equipo”.
Para finalizar la sesión, salimos al huerto para fotografiar las plantas con los ordenadores.
En la segunda sesión seguimos realizando actividades tecnológicas:
1.- Recordamos cómo se accedía al “google docs” del proyecto (usuario y clave) donde vamos a ir almacenando nuestros trabajos.
2.- Hablamos un poco sobre seguridad en internet y vimos que no es conveniente ni necesario especificar demasiados datos personales en nuestras biografías de grupo, con lo cual decidimos entre todos cuales iban a ser los datos mínimos que íbamos a poner.
3.- Una vez que tuvimos clara la información personal que íbamos a mostrar, nos hicimos una foto de grupo y con la aplicación Thinglink vimos como poder insertar contenido en una fotografía, convirtiéndola en interactiva. (Esto lo podremos usar en futuros trabajos de investigación…)4.- Cada miembro del grupo puso su información y subimos la foto.

5.- Nos acercamos al huerto para ver la disposición de las diferentes plantas que hay, las fotografiamos con las tablets y decidimos qué planta íbamos a investigar.

6. Con los ordenadores y algunas tablets empezamos a investigar sobre cada planta, plasmándolo en nuestro documento online de “google docs” que cuando ya esté acabado enlazaremos en posteriores sesiones a la página web del proyecto.

Para la investigación, entre tod@s hicimos una lluvia de ideas aportando aquellas sugerencias sobre los aspectos que deberían tener nuestras investigaciones sobre las plantas del huerto.

Comenzamos la tercera sesión, tras la vuelta de las vacaciones de Semana Santa, con un trabajo planteado para nuestra “inteligencia naturalista” (H. Gardner). La tarea de hoy consistió en plantar en botellas de agua diversas semillas: pimientos, tomates, cebollinos, lechuga, calabacines, ajo, rúcula y demás plantas aromáticas… que van a ser regadas en un principio, por capilaridad con mecha, que permite que sean las mismas plantas quienes absorvan la cantidad de agua que necesiten.

El experimento comenzó cortando las botellas, luego hablamos sobre los distintos tipos de riego ya que el que nosotros planteamos es el “riego por capilaridad con mecha” por lo que tuvimos que hacerle un agujero al tapón y enhebrar un trocito de lana.

Después bajamos al huerto para ponernos mano a la obra. Manipulamos la tierra con la que íbamos a plantar, le echamos agua a las bolsitas de fibra de coco y las removimos para que se hincharan y a continuación metimos las semillas. Luego las colocamos en las ventanas de la biblioteca donde van a recibir bastante sol.

Aprovechando la visita al huerto escolar utilizamos una cámara reflex para fotografiar las distintas plantas que ya están creciendo y que estamos investigando.

En el último ratito de clase, utilizamos los ordenadores para comenzar a familiarizarnos con otra aplicación online, TOONDOO con la que se pueden hacer cómics de manera muy sencilla y “chula” y que podremos utilizar para crear nuestros carteles de las plantas que hemos empezado a cultivar.

La cuarta sesión estuvo destinada a nuestra “inteligencia visual-espacial” (H. Gardner), así que pusimos en marcha todas nuestras artes como pintores/as para diseñar los carteles mensuales de las plantas, con los que sabremos qué tenemos que hacer con cada una de ellas a lo largo de todo el año.
Pero antes de comenzar con la sesión, fuimos a la biblioteca para ver como iban nuestras semillas. Muchas de ellas ya han germinado, otras están empezando y algunas lo van a hacer en breve. La semana que viene las llevaremos al huerto para que se pongan grandes.
Una vez en clase, lo primero que hicieron fue un borrador en un folio para planificar un poco cómo querían que quedara su cartel y enseguida comenzaron a plasmarlo en la cartulina. Para ello hicieron con lápiz los dibujos de las plantas, los perfilaron con rotulador y los colorearon con témperas, mezclando los colores hasta conseguir la tonalidad que deseaban para cada vegetal. Después del minirecreo, emperazon a experimentar con la plastilina en sus nuevos diseños.

Además, lo hicimos de manera colaborativa, en grupo por lo que tuvimos que “aprender” a trabajar en equipo desarollando parte de las habilidades que se necesitan para ello (inteligencia interpresonal). La verdad es que dio gusto ver cómo se ayudaban los/as unos/as a los otros/as, aprovechaban sus potencialidades, se repartían el trabajo… Todo un gustazo con unos resultados muy bonitos.

Comenzamos la 5º sesión “yéndonos de compras” a una tienda cercana al colegio para comprar una mochila pulverizadora y también una serie de plantas ya listas para ser sembradas (tomates, pimientos, sandías, melones…). Hicimos unos cálculos estimados de lo que nos podríamos gastar (inteligencia matemática) y volvimos al cole con lo que necesitábamos.

Vimos para que íbamos a usar la pistola pulverizadora, ya que una de las tareas “naturo-manuales” de la segunda parte de la tarde iba a ser fumigar las habas, que tenían insectos y después, echar fertilizante a las demás plantas. Para ello tuvimos que leer las instrucciones de los botecitos y hacer los cálculos de manera proporcional a la medida de la mochila (5 litros).

A continuación leímos unos textos con información sobre cómo se deben combinar las plantas para que influyan positivamente las unas sobre las otras y pasamos a hacer un diseño con del plano del huerto donde íbamos a plantar las que habíamos comprado. Para ello tuvimos que hacer una especie de “sudoku” e ir combinándolas hasta dar con el resultado más adecuado para todas. (Inteligencia matemática)
Luego usamos las táblets para diseñarlo. (Inteligencia “tecnológica”, la nueva inteligencia de la que Gardner empieza a hablar…).

Después del recreo, nos fuimos al huerto para fumigar, regar, hacer agujeros y plantar. ¡Toda una experiencia!

Créditos: Imagen de shutterstock

Tags: ,


Sobre el colaborador



Deja un comentario

Volver arriba ↑