1_UE
1_andaluciasemueve1

Ciencias de la Naturaleza

Publicado el 22 de mayo de 2015 | por azamtel

0

El placer de aprender

Datos del Proyecto

Nombre del proyecto: El placer de aprender
Centro (donde se desarrolla la experiencia): CEIP MAESTRO JUAN MARÍN DE VARGAS
Localidad y provincia: LAS CABEZAS DE SAN JUAN (SEVILLA)
Nombre del docente que coordina el proyecto: ANTONIO ZAMORA TÉLLEZ
Estudiantes a los que va dirigido (nivel(es)/curso(s)): 5º y 6º de Educación Primaria
Número de estudiantes: 15
Página web/blog del proyecto:
Enlaces de interés vinculados con el proyecto:

Descripción de la Experiencia

“El placer de aprender” es innato al ser humano, disfrutamos cuando aprendemos y adquirimos nuevos conocimientos, nuevas destrezas, nuevas capacidades… que nos permiten desarrollar una vida  más cómoda y sencilla. En la escuela estamos tan metidos en las programaciones, en las capacidades, en los objetivos, en las evaluaciones, en los controles… que, a veces, se nos olvida que los niños asisten al colegio para aprender, para formarse, para educarse… En definitiva, los niños y niñas van a la escuela para ser más sabios, más cultos y mejores personas. Y, nosotros, los maestros y maestras, somos los especialistas que colaboramos con ellos para proporcionarles y facilitarles esos aprendizajes funcionales tan necesarios para desarrollar un vida digna.

En nuestra quinta participación, el desarrollo de nuestra experiencia pretende que los niños y niñas encuentren placentero la adquisición de aprendizajes, que disfruten  adquiriendo las herramientas cognitivas necesarias para interactuar mejor con el entorno natural y social del que formamos parte. En la etapa de Educación Primaria los niños y las niñas deben sentir curiosidad por conocer el mundo natural y social que les rodea.

No podemos valorar lo que no conocemos. Por esta razón, cuando se finaliza la etapa de Educación Primaria, tras cientos de horas recibidas del área de Conocimiento del Medio, el alumnado debe tener una formación medio ambiental que le comprometa con la conservación y mejora de nuestro mundo.

En esta  edición,  participan quince alumnos y alumnas del tercer ciclo de Educación Primaria y en nuestro proyecto desarrollamos cinco líneas de actuación que trabajamos en cada sesión:

1. El estudio del entorno natural del Colegio

En cada sesión hacemos una salida por el patio de recreo para conocer las catorce especies de árboles que pueblan el recreo y las aves que vemos en nuestro entorno. La primera visita la hacemos con todos los niños para mostrarles la riqueza natural que hay a nuestro alrededor: las catorce especies de árboles, las cuatro especies de arbustos y las aves que comparten con nosotros el patio de recreo. También, en esta primera visita, les mostramos a los niños algunos de los problemas medio ambientales que tenemos en nuestro colegio: la erosión que se produce en nuestro patio de recreo como consecuencia de la lluvia, la basura que generamos cuando no usamos las papeleras… Me sorprende que a pesar de que nuestro pueblo sea eminentemente agrícola, la mayoría de los niños no reconocen árboles tan conocidos como el olivo y el algarrobo. ¿Qué enseñamos en la escuela…?

En las siguientes sesiones, las salidas al patio de recreo se hace por equipo de cuatro componentes  para realizar las siguientes actividades: identificación de árboles, medición de troncos, identificación de semillas y frutos, dibujo de hojas, clasificación de árboles, identificación de hojas, identificación de aves… El desarrollo de estas actividades es a través de gymkanas que las dotan de un carácter lúdico y divertido. Pretendemos despertar la curiosidad infantil por conocer el fascinante mundo natural que nos rodea. Los niños y niñas responden muy bien a estos juegos y realizan aprendizajes rápidos y efectivos.

Las aves que se ven en nuestro colegio son también objeto de investigación por parte de los niños y niñas. En nuestro centro se ven las siguientes aves: gorrión, tórtola turca, tordo, mirlo, golondrina, cernícalo y verderón. El trabajo de investigación se realiza a través de guías de aves que localizamos en internet. En las páginas webs obtenemos de las aves: fotografías, cantos, alimentación, características, reproducción… Con la información obtenida elaboramos mini murales que exponemos en los tablones de anuncios. Los trabajos son realizados por equipos. Cuando terminemos, tendremos nuestra propia guía de aves.

2. Taller de meteorología

Cada tarde tomamos los datos de temperatura, presión atmosférica, grado de humedad, pluviometría, dirección y velocidad del viento. Los datos son anotados en una tabla de registro para compararlos con los registros de la semana anterior.

Antes de tomar los datos meteorológicos de la estación, le pedimos a los niños que digan en voz alta la temperatura, la dirección y velocidad del viento… que ellos creen que se dan en ese momento. Comparamos los datos dichos por ellos con los datos reales. De esta forma, captamos el interés de los niños y participan activamente en la tarea. El resultado es bueno porque despertamos en los niños el interés por conocer  la meteorología y adquieren nociones elementales que irán ampliando en el futuro.

3. Mini huerto ecológico

En una mesa de cultivo, en jardineras y en macetas hemos plantado tomateras, pimientos, berenjenas y calabacines. Hacemos un seguimiento a estas plantas para observar su desarrollo y evolución. Los niños son los encargados del mantenimiento de los cultivos: regar, remover la tierra… Cada equipo tiene sus plantas y a través de la observación aprenden el ciclo natural de las plantas que nos proporcionan alimentos. Este sistema exige poco trabajo dado que las plantas se desarrollan en un espacio reducido  que solo exige agua.

Esta experiencia gusta mucho a los niños porque es eminentemente práctica. En intervalos cortos de tiempo, los niños pueden apreciar el crecimiento, desarrollo y evolución de las plantas que han sembrado o plantado. En el caso del calabacín, en cuestión de semanas, se observa que la planta pequeña crece muy deprisa, echa la flor y se obtiene el fruto.

4. Taller de lectura

Estamos leyendo el libro “Konrad o el niño que salió de una lata de conservas” de la autora austriaca Christine Nöstlinger. En torno a este libro hacemos las siguientes  actividades de animación lectora:

a. El perfil de cada personaje. Entregamos a cada equipo una fotocopia de la ilustración del personaje objeto de estudio, cinco fragmentos de textos en los que se deducen rasgos de la personalidad del personaje y una cartulina de colores de tamaño folio. Los niños colorean el dibujo, lo pegan en la cartulina y escriben adjetivos aplicables al personaje (obtenidos de los textos): bueno, leal, educado, noble, protector, mandona… Esta actividad en grupo les gusta mucho porque compagina colorear, recortar, pegar, leer y elegir palabras adecuadas. Cada trabajo es presentado por el grupo al resto de los compañeros. Finalizada la exposición, los oyentes preguntan a sus compañeros sobre el trabajo realizado.

La actividad es muy rica desde el punto de vista lingüístico porque los niños deben resumir la idea principal de un texto con una palabra, se desarrolla la expresión oral y la atención de los oyentes.

b. Preguntones y contestones. Esta actividad la realizamos antes de empezar la lectura del libro. Es una técnica de dinámica de grupo aplicada a la animación lectora. Su desarrollo es el siguiente:

Elaboramos preguntas sobre el contenido del libro. Los niños no saben las respuestas de las preguntas dado que todavía no lo han leído. Cada pregunta está escrita en un folio. Las preguntas pueden ser de respuestas abiertas o de respuestas cerradas. Con diez preguntas pueden jugar 20 niños: diez niños preguntan y diez niños responden. Los niños que preguntan permanecen en sus puestos sin moverse escribiendo las respuestas dadas por sus compañeros y los que responden se desplazan cada treinta segundos a la silla de al lado para contestar a una nueva pregunta. Una vez que todos han pasado por todas las preguntas, comentamos las respuestas y decimos cuál se acerca más a la historia del libro.

Esta actividad gusta mucho porque es un juego en el que los niños se mueven de un lugar a otro favoreciendo la relación entre los compañeros. Con ella, pretendemos que los niños y niñas sientan curiosidad por leer el libro con el que están jugando.

5. Observatorio de la naturaleza (local, nacional e internacional)

En cada sesión, comentamos algún acontecimiento que hayamos observado en la naturaleza: la llegada de aves migratorias (golondrina, abejaruco, abubilla…), aparición de las primeras flores en los árboles, aparición de hojas en los árboles caducifolios… Comentamos también algún hecho relacionada con el medio ambiente que se haya producido durante la semana: erupción de un volcán, contaminación en el mar, etc.

Por último, reseñamos que la metodología que empleamos es la investigación y el trabajo en grupo. Con actividades que favorecen la observación, la reflexión y la elaboración de hipótesis los niños realizan aprendizajes funcionales de una forma amena y divertida. Intentamos que el aprender sea para ellos un auténtico placer.

Imagen de Shutterstock.

Tags: , , ,


Sobre el colaborador



Deja un comentario

Volver arriba ↑