1_UE
1_andaluciasemueve1

Ciencias de la Naturaleza

Publicado el 5 de Septiembre de 2015 | por Manuel 14

0

Huerto Escolar en Primaria

Datos del Proyecto

Nombre del proyecto: Huerto Escolar: Acercamiento a la economía local.
Centro (donde se desarrolla la experiencia): CEIP "Ángel Cruz Rueda"
Localidad y provincia: Cabra (Córdoba)
Nombre del docente que coordina el proyecto: Manuel Pérez Lama
Estudiantes a los que va dirigido (nivel(es)/curso(s)): Alumnos de tercero, quinto y sexto de Primaria
Número de estudiantes: 14
Página web/blog del proyecto:
Enlaces de interés vinculados con el proyecto:

Descripción de la Experiencia

Llegado el final del proyecto, toca resumir las últimas sesiones y me dispongo a ello.

La cuarta sesión discurrió con el aclarado de las plantas sembradas en los alvéolos o semilleros, en este caso, las lechugas moradas, las semillas de aromáticas, los melones, sandías, pepinos… Esta actividad requiere un tacto especial, para no arrancar la planta que definitivamente queda en el semillero.

Después de quince días de esta sesión llega el momento de los primeros trasplantes de semillero a tierra, tanto en invernadero como al exterior. Las primeras plantas que plantamos fueron los tomates, pimientos, pepinos y calabacines. En el exterior plantamos las plantas de girasol, calabaza-cacahuete, esponjas, maíz, lechuga morada y las patatas que ya se habían plantado en sesiones anteriores.

Iniciamos la quinta sesión con el aporcado de las patatas para que las raíces profundicen y engorden con suavidad en una tierra removida, formando un pequeño al-morrón pero sin ahogar a la planta, puesto que moriría. También en el interior del invernadero colocaremos cuerdas a los tomates que le sirven como tutores para mantenerlos erguidos y que crezcan totalmente verticales al suelo, lo mismo hicimos con los pepinos y las judías verdes.

En la sexta sesión plantamos más plantas de exterior: tomate, pimiento, berenjena, maíz de palomitas, cebolla morada y melón galea. Igualmente realizamos la escarda de la patata, del girasol, de las lechugas, de las acelgas, del calabacín, etc. A todas las plantas de nuestro semillero, menos el maíz, le hicimos la siembra directa en la tierra. Limpiamos bien los semilleros que habíamos utilizado, no dejándose restos de turba ni de raíces de las plantas que no habían salido completas del alvéolo, dejándolas preparadas y al sol para que se desinfectasen y puedan servir para otras nuevas siembras.

La séptima sesión transcurrió con la preparación de las cañas para encañizar los tomates, donde los alumnos cortaron, pelaron y adecuaron una a una las que después clavamos a cada mata de tomates, todas las cañas las conseguimos de los márgenes del río Cabra, siempre usando las que ya estaban secas y dejando crecer todas las nuevas y verdes. Aprendieron a ir clavando en el pie del tomate, para después atarlos sobre la misma caña y reuniéndolas en grupos de cinco o seis que después igualmente atamos en la parte superior para dar mayor firmeza. En esta sesión igualmente recogimos los ajos y las cebollas, que aunque no plantamos en sesiones del proyecto, coincidió que había que sacarlos de la tierra, y realizaron esta tarea los alumnos del proyecto.

Por último, llegamos a la octava y última sesión donde hemos esperado hasta el quince de junio, para que sea de recogida de muchos productos de los que los niños han sido participes en todo el proceso completo. Esta sesión ha sido una de las más emotivas, divertidas e ilustrativas de las ocho, puesto que todos estaban muy expectantes para ver el resultado final. Sacamos las patatas que en la primera sesión habíamos sembrado, siendo todo un éxito, con la recogida de dos variedades una roja (Bartina) y otra variedad blanca (Jaerla), donde de diez kg que hemos sembrado hemos obtenido 170 kg, por lo que la producción ha sido bastante buena. Todo lo han realizado los alumnos, desde arrancar las matas, recoger las gomas de goteo, hasta el sacado de las mismas de la tierra, siempre dirigidos por mi. Igualmente recogieron calabacín, pepinos, acelgas y rabanitos.

En definitiva, ha sido todo un éxito, donde los niños han aprendido muchísimo, han disfrutado de la naturaleza, han sido protagonistas en todo momento de la actividad y han hecho significativo el aprendizaje. Decir que todos los productos obtenidos son donados a Cáritas, donde hemos contribuido a dar de comer con nuestros productos a un buen número de personas en el comedor social que dispone para tal fin. Tenemos una amplio archivo de fotos de cada sesión.

Espero repetir en el año próximo, incorporando a nuevo alumnado y difundiendo en la Comunidad Educativa un buen ejemplo de aprendizaje real en contacto con la tierra, el agua y las plantas.

 Imagen de Shutterstock.

Tags: , , ,


Sobre el colaborador



Deja un comentario

Volver arriba ↑