1_UE
1_andaluciasemueve1

Educación Secundaria

Publicado el 28 de Mayo de 2014 | por mgp11295

0

Introducción a la Robótica y a Scratch

Datos del Proyecto

Nombre del proyecto: Introducción a la Robótica y a Scratch en el IES Sebastián Fernández
Centro (donde se desarrolla la experiencia): IES Sebastián Fernández
Localidad y provincia: Cartaya (Huelva)
Nombre del docente que coordina el proyecto: Manuel Gonzalo Peinado
Estudiantes a los que va dirigido (nivel(es)/curso(s)): Estudiantes de 1º a 4º de ESO
Número de estudiantes: 15
Página web/blog del proyecto:
Enlaces de interés vinculados con el proyecto:

Descripción de la Experiencia

El IES “Sebastián Fernández” de Cartaya (Huelva) participa por primera vez en el Programa Profundiza. Participan 15 alumnos de 1º, 3º y 4º de ESO, todos ellos estudiantes en nuestro centro. Su centro de interés ha estado claro desde su solicitud: la robótica. Después hemos decidido introducir algo más: la programación de videojuegos con Scratch.

El objetivo principal del proyecto es introducir al alumnado en el mundo de la robótica, tema tremendamente motivador para ellos: analizaremos la presencia de la robótica en nuestra vida cotidiana, conoceremos los elementos básicos de un sistema robótico, construiremos algunos robots sencillos y realizaremos programas sencillos para su control, introduciendo al alumnado en el mundo de la programación. Para todo ello trabajaremos con el software ROBOLAB, ROBOLINEX y el ladrillo RCX  de LEGO.

Tras las primeras sesiones algunos alumnos sugirieron la idea de abordar además la programación de videojuegos con Scratch, idea que fue muy bien recibida por el resto, así que decidimos dedicar las dos últimas sesiones a ello. En los ultraportátiles del alumnado está instalado el programa Scratch, aprenderemos a manejar su interfaz, así como la estructura de un programa, sus posibilidades, funciones,… siendo el objetivo final la realización de un videojuego por parte de cada uno de los alumnos y alumnas  participantes.

La metodología de trabajo es el descubrimiento, en ella es el propio alumnado el que, con su curiosidad e interés, va avanzando en su aprendizaje a su ritmo.

Hasta el momento hemos realizado ya 5 sesiones:

En la primera sesión conocimos qué era un robot, para ello analizamos nuestro entorno, descubriendo dónde hay robots a nuestro alrededor. Tras esta identificación aprendimos las partes y componentes de cualquier sistema robótico. Nos dividimos en grupos y comenzamos a familiarizarnos con los equipos LEGO. También comenzamos a realizar el blog de nuestro proyecto.

La segunda sesión fue más práctica, aunque no por ello más fácil. Estuvimos identificando los componentes detalladamente de de los equipos. Tras esto comenzamos a montar nuestro primer robot. Fue un robot sencillo, aunque como era el primero nos llevó más tiempo del esperado. Para ello tomamos un modelo de la Constructopedia: ¡ya habíamos construido nuestro primer robot!

Ya en el mes de marzo continuamos con la tercera sesión. Tras la construcción de nuestro primer robot tocaba el turno a su programación. Lo primero que hicimos fue instalar el software ROBOLAB en los equipos. Tuvimos algún que otro problema con los ordenadores del aula, pues no estaban conectados en red. Este contratiempo nos sirvió para aprender otra cosa nueva, pues aprendimos a montar varios ordenadores en red. Tras la instalación del programa, estuvimos aprendiendo las nociones básicas de programación. Un alumno del grupo sugirió la posibilidad de hacer algo con Scratch para programación de videojuegos. Tras buscar en internet y ver un video del tema, la respuesta del grupo fue unánime: querían dedicar algunas sesiones al tema. Decidimos dedicar las dos últimas sesiones a Scratch.

En la cuarta sesión realizamos nuestro primer programa, muy básico, pero que una vez cargado en el RCX, hizo que nuestro robot funcionase.  Seguidamente pasamos a montar un robot un poco más complejo, con más sensores, para poder hacer un programa más complejo. Tras ello comenzamos a diseñar el programa de nuestro nuevo robot.

Durante la quinta sesión los grupos han terminado de diseñar el programa, lo han cargado y han visto que no todo funcionaba como estaba previsto. Había llegado la parte que menos les ha gustado: revisar y depurar el programa. Se ha hecho con el método de ensayo-error, probando y probando hasta obtener el resultado deseado.

Sólo nos quedan tres sesiones: una para dedicar a la robótica en la que probaremos algún programa complejo de demostración, desmontaremos y guardaremos adecuadamente los equipos, y realizaremos una puesta en común a modo de autoevaluación del tema robótica. Las otras dos las vamos a dedicar a iniciarnos en la programación de videojuegos con el software Scratch. Aprenderemos las nociones básicas de la programación Scratch y diseñaremos un sencillo videojuego. Posteriormente realizaremos una autoevaluación de este módulo.

El grupo está muy motivado con el programa, y aprenden a una velocidad de vértigo. Es increíble ver como es el alumnado de 1º de ESO, con su interés y entusiasmo, ha contagiado al de 3º y 4º de ESO, enfrentándose a retos, que quizá no correspondían con su nivel académico.

Viendo el éxito y aceptación del programa, ya vamos pensando en ideas nuevas para el año que viene….

Créditos: imagen de Francisco González.

Tags: , ,


Sobre el colaborador



Deja un comentario

Volver arriba ↑