1_UE
1_andaluciasemueve1

Educación Primaria

Publicado el 8 de julio de 2015 | por carantmart

0

Mis primeras recetas

Datos del Proyecto

Nombre del proyecto: Mis primeras recetas
Centro (donde se desarrolla la experiencia): CEIP LOS EUCALIPTOS
Localidad y provincia: OLIVARES (SEVILLA)
Nombre del docente que coordina el proyecto: CARMEN ANTÚNEZ
Estudiantes a los que va dirigido (nivel(es)/curso(s)): 5º Y 6º
Número de estudiantes: 20
Página web/blog del proyecto:
Enlaces de interés vinculados con el proyecto:

Descripción de la Experiencia

Hola, me llamo Carmen Antúnez. Es el 4º año que participo en el Programa Profundiza. Mi compañera y yo trabajamos y realizamos este proyecto en el Ceip Los Eucaliptos, en Olivares. Un año más quiero trabajar con los alumnos y alumnas diferentes actividades, que a veces resultan difíciles de realizar en clase por el tiempo, las prisas, número de alumnos y alumnas, etc.

El proyecto de este curso se titula “Mis primeras recetas”. Está centrado en los alimentos con los que cocinamos en nuestro día a día y sus curiosidades, como el huevo, el chocolate, los tomates, las berenjenas…, así como en la elaboración de recetas. Con este trabajo pretendemos eliminar los estereotipos de la mujer, como única responsable en materia culinaria. Los alumnos y alumnas han aceptado de muy buen grado este proyecto. Asisten el 100% a las sesiones y muy motivados. Todos llevan a las clases su delantal, sus ingredientes y sus manos bien lavadas, deseando ponerse manos a la obra. Mi grupo está formado por alumnos y alumnas de 5º y 6º de educación primaria.

Algunos de los objetivos que pretendemos que los alumnos y alumnas consigan son:

  • Nombrar y utilizar el vocabulario básico de los alimentos y de los utensilios.
  • Reconocer los alimentos por sus características.
  • Realizar órdenes en la elaboración.
  • Asociar tiendas y dependientes con los productos que venden.
  • Discriminar los cubiertos que utilizamos para diferentes tipos de alimentos.
  • Conocer normas para la higiene y adecuada manipulación de los alimentos.
  • Conocer y utilizar la estructura del sistema de numeración decimal: órdenes de unidades, equivalencias y valor de posición de las cifras.
  • Leer, escribir y comparar números hasta las unidades de millar.
  • Identificar el litro y el kilogramo como unidades principales de recetas capacidad y masa, respectivamente.
  • Reconocer los múltiplos y submúltiplos del litro y del gramo.
  • Conocer y aplicar las relaciones entre las unidades de capacidad y entre las de masa.
  • Estimar capacidades y masas de recipientes u objetos.
  • Elaborar recetas por escrito.
  • Mezclar diversas sustancias.
  • Favorecer las relaciones interpersonales entre el alumnado.
  • Fomentar la igualdad de género evitando la creación de estereotipos.

A continuación explicaré lo que hemos estado realizando en las primeras sesiones. En cada una de ellas llevamos a cabo una rutina: explicamos a los alumnos lo que vamos a realizar y cómo nos vamos a organizar. Cada alumno y alumna tiene un recetario donde escribe las recetas que realizaremos ese día con sus ingredientes y su elaboración. En este librito también anotamos curiosidades de determinados alimentos con los que trabajaremos ese día. A continuación los alumnos bajan al baño para  lavarse  las manos y se colocan sus delantales para estar preparados y empezar. En cada sesión solo se puede realizar una receta o dos como máximo por toda la preparación que se requiere antes y durante la elaboración de la misma. Y después de terminar de realizar las recetas debemos dejar tiempo para recoger la clase. No debemos olvidar que trabajamos dentro de un aula donde al día siguiente se da clase, así que dejamos unos 10 minutos de clase para recoger los desperdicios, limpiar y ordenar las mesas donde hemos trabajado.

La primera sesión fue una toma de contacto con los alumnos y alumnas y sus familias, quienes acudieron para ser informados de los objetivos que pretendemos conseguir con el proyecto, contarle brevemente el tipo de alimentos con el que íbamos a trabajar, pasar una ficha del alumno para conocer si había alergias, problemas de salud, etc. Una vez que se fueron los padres, elaboramos entre todos una especia de DECÁLOGO DEL BUEN COCINERO. Los alumnos y alumnas fueron diciendo las normas básicas de higiene, como por ejemplo: lavarse las manos, mantener los utensilios de cocina siempre limpios, conservar en buen estado los alimentos, ver la fecha de caducidad de los productos antes de usarlos, etc. Ese día realizamos unas piruletas de chocolate. Llevamos chocolate blanco y negro. Los alumnos y alumnas tuvieron que derretir el chocolate y éste se repartió en diferentes formas: circulares, en corazón, en forma de nubes… cada uno tenía que decorar sus piruletas de chocolate blanco y negro con viruta de colores, lacasitos…

En la segunda sesión realizamos una tarta de chocolate. Cada alumno llevó galletas y la fiambrera. El centro puso el resto de los ingredientes. Como he comentado antes, rellenamos el recetario con los ingredientes y la elaboración de la tarta. Analizamos algunas curiosidades del huevo y aprendieron a separar la clara de la yema. Al principio esto les pareció un poco difícil, pero la verdad es que lo separaron bastante bien. Se turnaron para pesar los ingredientes: harina, azúcar, ColaCao, medir el aceite… Los alumnos y alumnas se fueron turnando también para batir la mezcla del chocolate y luego se pusieron a realizar la tarta, alternando las capas de chocolate y galletas. Una vez realizadas varias capas, hicimos flan en la clase. Ellos iban echando al cazo los ingredientes y cuando ya estaba listo, echaban el flan líquido en la tarta. A pesar de que no pudimos ver la tarta cuajada en clase, la pinta que tenía era exquisita. Se lo pasaron muy bien haciendo el chocolate y el flan. Como ya hemos explicado antes, unos minutos antes los tenemos destinados a recoger y limpiar la clase.

En la tercera sesión realizamos tortitas con sirope de chocolate. Una vez que hicimos el recetario, se lavaron las manos en los baños y se organizaron para empezar. Ellos mismos pesaron los ingredientes para elaborar la masa, batieron uno a uno y echaron la masa en la plancha, donde hicimos las tortitas. Al principio les daba miedo acercarse a la plancha para darle la vuelta a la masa, pero poco a poco se fueron animando y al fina salieron un montón de tortitas. Les encantó darle la vuelta, aunque hay que decir que a algunos se les rompió un poco. Las tortitas resultantes las repartimos para que algunas se las merendaran los alumnos, y otras se las llevaran a casa. En esta misma sesión realizamos otra receta: tarta vegetal. Ellos llevaron el huevo cocido para que estuviera fresco y en la clase fueron picando con mucho cuidado cada uno de los ingredientes: tomate, cebolla, palitos de mar, etc. Iban colocando una capa de pan y los ingredientes que querían en la tarta y lo acompañaron de mahonesa. La mayoría de las tartas quedaron muy bonitas decoradas.

Al final de cada sesión, los alumnos se llevan los resultados de las recetas elaboradas en una fiambrera.

En las sesiones donde realizamos dulces, resaltamos que estos hay que consumirlos de vez en cuando, sin abusar.

Debo remarcar el empeño y entusiasmo que le ponen los alumnos y alumnas en el proyecto, en la atención a los detalles para la elaboración de las recetas. Dado que los resultados se los llevan a casa para degustarlos con familias, intentan hacer la máxima cantidad y procuran que les quede lo más bonito posible.

En las próximas entradas explicaré la sesión de chocolate con un repostero que fue al colegio y nos ayudó a realizar un coche de chocolate y virutas.

Imagen de Shutterstock.

Tags: , , ,


Sobre el colaborador



Deja un comentario

Volver arriba ↑