1_UE
1_andaluciasemueve1

Ciencias de la Naturaleza

Publicado el 21 de abril de 2015 | por Tomas MS

0

Nuestro huerto, nuestra salud

Datos del Proyecto

Nombre del proyecto: Nuestro huerto, nuestra salud
Centro (donde se desarrolla la experiencia): Ceip José Cortines Pacheco
Localidad y provincia: Lebrija (Sevilla)
Nombre del docente que coordina el proyecto: Tomás Mateo-Sidrón Rodríguez
Estudiantes a los que va dirigido (nivel(es)/curso(s)): Alumnado desde 3º a 6º de Educación Primaria
Número de estudiantes: 18
Página web/blog del proyecto:
Enlaces de interés vinculados con el proyecto:

Descripción de la Experiencia

Con la finalidad de completar la formación del alumnado nuestro proyecto facilitará la inclusión de nuestros alumnos en todos los ámbitos de la vida, dando atención a aspectos globalizadores y relacionados directamente con la realidad cotidiana. La propuesta del “Huerto Escolar” va encaminada a fomentar los valores y actitudes relacionadas con la Educación para la Salud, Educación Medioambiental y Educación para el Consumo. El proceso educativo tiene un sentido totalmente globalizador y constructivista, esto es, partiendo de los conocimientos e ideas previas, que el alumnado tiene adquiridas, sobre ellas, dando lugar a construir nuevos conocimientos, procedimientos y actitudes. Se toma como punto de partida “lo próximo” lo cercano al alumno/a: la experiencia personal del consumo en sus casas, de la realidad del mercado… Además, pretendemos vivenciar la relación del alumno con la naturaleza en el aprovechamiento de los recursos, el impacto que ello supone y el desarrollo sostenible de los éstos.

Las actividades para empezar deben ser motivadoras, para despertar en los/as estudiantes la curiosidad, el interés, la motivación por la investigación y el deseo de profundizar en aprendizajes significativos.

La finalidad de este huerto escolar ecológico es que sea el detonante o punto de salida de una verdadera educación ambiental en la escuela.

Las características de un huerto ecológico es entender que las plagas y enfermedades sólo lo son cuando la planta que las tiene, no puede seguir adelante con su desarrollo debido a la superpoblación del causante de esta plaga. Esto nos lleva a pensar que el objetivo no es tanto combatir la plaga sino hacer fuerte y sana a la planta para que resista sin problemas.

Sin más rodeos, nuestro proyecto consiste en utilizar un terreno de medianas dimensiones que disponemos en el centro para elaborar un huerto ecológico. Prepararemos la tierra y sembraremos las plantas en su fase inicial. Los alumnos investigarán sobre los hábitos de trabajo necesarios como: regar, quitar hierbas, podar, abonar…

También recolectaremos todas las hortalizas a medida que vayan madurando y realizaremos distintas recetas con ellos, como pueden ser ensaladas, gazpachos, revueltos…

La metodología que llevaremos a cabo es a través de estrategias que integren actividades y que proporcionen situaciones de aprendizaje significativas a los y las estudiantes. Esto no sólo significa  conocer los procesos de la ciencia, sino a incorporar nuevos aprendizajes a su vida cotidiana que se van adquiriendo durante todo el desarrollo del proyecto. De la misma forma, los nuevos contenidos a trabajar se asentarán de manera paulativa en referencia y en relación a los contenidos previamente adquiridos. Proponemos una metodología activa. Conocer las ideas o conceptos previos de los alumnos y alumnas sobre los cultivos y las plantas. Eso debe ser el punto de partida de cualquier actividad del proceso de enseñanza-aprendizaje. Nosotros como docentes o guías jugamos un rol importante de facilitador en cuanto a planificar, organizar y orientar las experiencias de aprendizaje; facilitar la puesta en práctica de la teoría, además de aprovechar el huerto escolar como fuente generadora de aprendizajes significativos de las diferentes áreas curriculares, propiciando contenidos conceptuales, procedimentales y actitudinales.

Los principales objetivos que perseguimos con la realización de este proyecto son, entre otros, conocer las técnicas propias de la agricultura y desarrollo de las plantas que tan presente están en el día a día de nuestro alumnado. Además, haremos un uso adecuado de las herramientas.

Existen otros objetivos que no están relacionados directamente con el trabajo en el huerto pero los consideramos igual de necesarios en la formación de nuestros alumnos, como valorar el esfuerzo para la obtención de las hortalizas y el trabajo en equipo, y fomentar actuaciones respetuosas con el medio ambiente, como el reciclaje.

Finalmente, de nuestros últimos objetivos a conseguir es poder realizar recetas con los productos obtenidos en el huerto.

Durante la primera sesión estuvimos observando el terreno, clasificando herramientas y utilidades, y como punto de partida elaboramos entre todos un mapa conceptual en el que el tema central era nuestro huerto. Planteamos diversas cuestiones como ¿Qué sabemos?, ¿Qué queremos saber?, ¿Cómo lo vamos a conseguir? A medida que vayan sucediendo las sesiones iremos completando ese mapa conceptual. También entregamos a los alumnos un cuaderno de campo que vamos completando en cada sesión.

En la segunda sesión preparamos el terreno para la posterior plantación de los plantones. Fue un trabajo duro puesto que contenía gran cantidad de malas hierbas. Durante las tres horas estuvimos arando y lo dejamos listo para la siguiente sesión.

En la tercera sesión volvimos a mover la tierra, abonamos y colocamos los plantones según las medidas que previamente los alumnos habían buscado.

Hemos creado un cuadro de trabajo en el que todos los recreos tres alumnos del grupo irán al huerto a observar cómo se van desarrollando, regar y limpiar.

Teniendo en cuenta lo que hasta ahora hemos expuesto, para conseguir los objetivos y poder realizar las actividades nuestro huerto quedaría de la siguiente manera:

  • Dimensiones reducidas.
  • Zona soleada.
  • Acceso a agua sin problemas.
  • Regular nivelación.
  • Primer año de experiencia con el planteamiento de continuidad a largo plazo.
  • Necesidad de aportar tierra fértil
  • Necesidad de un cercado. Criterios para la elección de cultivos
  • Hortalizas conocidas y próximas a los alumnos.
  • Cultivos sencillos
  • Soportar riego con manguera, regadera y sistema de goteo.

Especies seleccionadas

Cebollas, lechugas, berenjenas, zanahorias, remolacha, tomates, acelgas, pimientos, fresones,  judías verdes, calabazas y calabacines.

Aromáticas: romero, salvia, menta, espliego, manzanilla dulce, tomillo, albahaca.

El número de alumnos seleccionados para nuestro proyecto es 18. Contamos con 2 alumnos de 3º de EP, 3 de 4º de EP, 5 alumnos de 5º de EP y 8 alumnos de 6º de EP.

Imagen de Shutterstock.

Tags: , , ,


Sobre el colaborador



Deja un comentario

Volver arriba ↑