1_UE
1_andaluciasemueve1

Ciencia

Publicado el 27 de Julio de 2015 | por lolysolero

0

Por la experimentacion al conocimiento: los experimentos

Datos del Proyecto

Nombre del proyecto: Por la experimentacion al conocimiento: los experimentos
Centro (donde se desarrolla la experiencia): CEIP Benyamina
Localidad y provincia: Torremolinos (Malaga)
Nombre del docente que coordina el proyecto: Dolores Solero Rey
Estudiantes a los que va dirigido (nivel(es)/curso(s)): Tercero,cuarto y quinto de Primaria
Número de estudiantes: 55
Página web/blog del proyecto:
Enlaces de interés vinculados con el proyecto:

Descripción de la Experiencia

Este curso,hemos seguido trabajando con el mismo tema que el curso anterior: por la experimentación al conocimiento (los experimentos).

Hemos tenido tres grupos de alumnos y alumnas de tercero, cuarto y quinto de primaria, desarrollando tareas comunes, con la finalidad de despertar la curiosidad, generar interrogantes y utilizar técnicas para confirmar hipótesis.

Desarrollo de algunos experimentos que se han llevado a cabo en el Programa Profundiza del curso 2014/2015.

EXPERIMENTO DE QUIMICA SENCILLO: BOLITAS QUE SALTAN SOLAS

En todo lo que nos rodea, se lleva a cabo miles de reacciones químicas que favorece la vida y todos los fenómenos que observamos. El equilibrio de todas estas reacciones es fundamental para el correcto funcionamiento del mundo. Algunas de estas reacciones pueden reproducirse muy fácilmente en casa, lo que nos ayuda a comprender mejor la química y divertirnos un rato con interesantes fenómenos.

Unos de estos fenómenos son las bolitas de naftalinas que brincan por si solas en un recipiente con agua. Las bolitas pareceran tener vida propia, un fenómeno muy divertido que nos ayuda a comprender mejor la densidad y la efervescencia.

Material necesario:

  • Bolitas de naftalina
  • Un recipiente más o menos grande, tipo pecera o jarrón
  • Algunas cucharadas de bicarbonato de sodio o polvo para hornear
  • Vinagre

Procedimiento:

Se colocan las bolitas de naftalina en el fondo del recipiente junto con unas cucharadas de bicarbonato. Después, se llena el recipiente para dejar únicamente una cuarta parte vacía. Una vez que se agregue el agua, se comienza a verter vinagre pausadamente dentro del recipiente.

Observaremos que comienza a reaccionar el bicarbonato, formando burbujas que escapan a la superficie. Al hacerlo, veremos que también las bolitas de naftalina comienzan a moverse hacia arriba y abajo del recipiente como si tuviesen vida propia. Esto continuará hasta que se agote el bicarbonato o bien hasta que dejemos de verter vinagre.

Explicación:

En este experimento tienen lugar varias reacciones y fenómenos. Primero, el bicarbonato reacciona violentamente con el vinagre. Esto se debe a dos reacciones principalmente: la primera se debe a la naturaleza de ambos compuestos, uno es un ácido y otro es una base. Al ponerse en contacto, se neutralizan unos a otros muy rápidamente, produciendo una sal y agua. Además, se forma también dióxido de carbono, un gas ligero que no puede contenerse en los nuevos compuestos y escapa.

La reacción de efervescencia (aparición de muchas burbujas) se debe a que el bicarbonato de sodio es extremadamente poroso (está totalmente lleno de agujeros) y, al reaccionar con el vinagre, estos huecos se llenan de dióxido de sodio rápidamente, aumentando dramáticamente su volumen. Sin embargo, el dióxido de carbono es demasiado y se produce muy rápido, por lo que escapa de la sal que se está formando y del agua.

El dióxido de carbono es absorbido momentáneamente por las bolitas de naftalina y dado que el dióxido de carbono es muchísimo más ligero que las bolitas de naftalina, estas pueden flotar por unos segundos. Una vez que se acercan a la superficie del agua, el dióxido de carbono escapa de las bolitas de naftalina y las bolitas vuelven a descender.

EXPERIMENTOS :RELAJANTES CASEROS

En este experimento fácil para los niños y niñas, aprenderemos a preparar ambientadores personalizados que generen efectos positivos sobre nuestros estados anímicos.

Materiales:

  • Botella de dispensador de aerosol de 100ml
  • Aceite esencial  (25 a 30 gotas)
  • Agua destilada
  • Gotero

Procedimiento:

Verter en la botella de aceite y el agua destilada. Enseguida, agitar bien el frasco y,  tras dejar reposar el contenido unos segundos, rociarlo en la sala. Veamos ahora la preparación con las esencias naturales:

  • Para neutralizar olores de animales domésticos, mezclar quince gotas de aceite de árbol de té con diez gotas de aceite de limón.
  • Para revitalizar el ambiente, combinar quince gotas de aceite de menta  con diez de romero.
  • Para mejorar el sueño, mezclar diez gotas de aceite de naranja con quince de lavanda.

Cada una de estas mezclas debe contener  también cien mililitros de agua destilada.

Conclusión:

Es muy sencillo realizar relajantes caseros. Los aceites esenciales puros, a diferencia de los sintéticos, no manchan las paredes de los muebles. Ahora podrás aromatizar y traer buenas energías, sobre todo sin contaminar el medio ambiente.

VELA QUE HACE SUBIR EL AGUA

Para que haya combustión debe haber oxigeno ya que el oxígeno es lo que se va quemando. Si una habitación se estuviese quemando y de repente en ella se acabase el oxígeno, el fuego de extinguiría solo. Los átomos que hay en el combustible se mezclan con el oxígeno.

Una vez que la combustión ha comenzado, está se mantendrá por si sola hasta que termine con todo el oxígeno de la habitación. Vamos a poner un ejemplo, cuando comemos, el organismo guarda la energía que come y la va soltando poco a poco a medida que la vamos necesitando, sin embargo, cuando hablamos de una combustión, la energía se suelta de golpe.

Material:

  • 1 vela
  • 3 moneda
  • 1 vaso transparente
  • 1 plato hondo con agua

Procedimiento:

El primer paso es encender una vela y con la cera de esta pegarla a un plato. Poner agua en este plato  – el plato debe poder tener al menos 3 centímetros de alto, así que es mejor usar un plato hondo- y pon las monedas sobre las cuáles vas a poner el vaso.

Ahora enciende la vela y pon el vaso sobre dichas monedas, viendo que quede levantada para que pueda entrar agua dentro de este sin problema.

En pocos segundos podrás ver como el nivel del agua comenzó a subir y la vela se apagó. Al subir el agua, el oxígeno que quedaba dentro del vaso se quemó rápidamente y por eso la vela ya no se pudo mantener encendida.

APAGAR LAS VELAS DETRÁS DE LOS OBJETOS

Materiales:

  • Una vela
  • Una caja pequeña
  • Una botella

Procedimiento:

Enciende la luz y se pone la caja inmediatamente delante de él. Trate de soplar la vela  detrás de la caja. La vela no se apagará. Ahora haga lo mismo con la botella, le vela se apagará al instante. Notamos que soplar y apagar la vela detrás  de una botella es mucho más fácil que detrás de una caja.

Explicación:

Cuando se sopla en la caja, el aire tiene que cambiar la dirección y seguirá la superficie hasta que choca con una esquina aguda, en cuyo punto el flujo tiende a separarse de la superficie de la caja y llevar a cabo a los lados.

Si por el contrario al soplar en la botella, el aire tenderá a pegarse a la superficie, incluso como las curvas de la superficie, esto se llama el Efecto Coanda. De esta manera el aire las curvas de todo el camino alrededor de la botella, y se puede apagar la vela.

Por supuesto, el comportamiento de los fluidos tales como el aire es muy complejo. A veces, si sopla muy fuerte alrededor de un objeto cuadrado  puede apagar la vela. Esto es probablemente debido a que producen tanta turbulencia (remolinos de aire) que se hace que la vela se apague.

ENCENDER UNA VELA DE UNA MANERA POCO COMÚN

Este es un experimento muy fácil y que no tiene ningún peligro, aun así es aconsejable que se use con la supervisión de una persona mayor.
Las velas son algo que utilizamos para iluminar un ambiente, el encender velas y lámparas ha sido considerado de tiempos muy antiguos como una prueba exterior de alegría y también por medio de ellas se manifestaba el respeto hacia ciertas personas distinguidas.
Material:

  • 1 vela
  • 1 encendedor o unas cerillas

Procedimiento:

Lo primero que debes hacer es proceder a encender la vela y dejarla unos cuantos segundos hasta que la cera que está justo debajo de la llama empiece a ponerse en estado líquido. Cuando veamos que esto sucede, pasamos a apagar la llama de la vela son un soplido rápido y brusco, pero no continuado, porque si no se conseguirá enfriar la llama y la cera y es lo que no debe suceder.

Verás que se va desprendiendo una columna de humo al irse apagando y que va subiendo en línea recta si el aire esta calmo. Toma el encendedor o chispero, y coloca su llama sobre la columna de humo. Verás que una pequeña llama baja por ella y termina encendiendo la mecha.

Aunque no es peligroso, es necesario hacer el experimento acompañado de un mayor .

 

Hasta aquí nuestro trabajo en esta primera etapa dle proyecto. El alumnado se lo está pasabdo muy bien ya que los experimentos son muy amenos.

 

Imágen de shutterstock.

Tags: , , , ,


Sobre el colaborador



Deja un comentario

Volver arriba ↑