1_UE
1_andaluciasemueve1

Educación Secundaria

Publicado el 2 de octubre de 2017 | por Juanmi

0

Roboteando

Datos del Proyecto

Nombre del proyecto: Roboteando III
Centro (donde se desarrolla la experiencia): I.E.S. López de Arenas
Localidad y provincia: Marchena (Sevilla)
Nombre del docente que coordina el proyecto: Juan Miguel Borrego Martín
Estudiantes a los que va dirigido (nivel(es)/curso(s)): Tercero de la ESO
Número de estudiantes: 10
Enlaces de interés vinculados con el proyecto:

Descripción de la Experiencia

Continuando con lo realizado os cuento:

5ª Sesión

En esta sesión teníamos previsto  trabajar con bucles, conmutadores, matemáticas básicas, variables, matrices, lógica, enviar mensajes, usar detectores de infrarrojos y ultrasonidos. En esta ocasión sustituimos los detectores de infrarrojos y ultrasonidos por detectores de luz. Nuestro desafío consistía en construir un theremin, para ello teníamos que ver como producir sonidos con Arduino.

Empezamos construyendo una alarma de las que puede existir en cualquier vivienda. El funcionamiento es el siguiente: el LED parpadea de manera intermitente hasta que algo presiona al pulsador, por ejemplo la entrada de un ladrón, en ese instante la alarma salta y suena una melodía. Algunos alumnos que estudian música en el conservatorio estuvieron haciendo composiciones, “traduciendo” las frecuencias con las que trabaja Arduino a notas musicales.

6ª Sesión

En la sexta sesión, íbamos a realizar registro de datos, predicciones, análisis y cálculo de un conjunto de datos y programación de gráficos. Combinando los conocimientos del divisor de tensión, realizado con el LDR, nuestro propósito continuaba siendo el de crear un theremin que nos permitiera emitir sonidos electrónicos variables en función de la mayor o menor cantidad de luz que le llegue al LDR, o lo que es lo mismo, ya que la luz estaba arriba, la mayor o menor proximidad de la mano al LDR, cosa que finalmente conseguimos. Nos quedó pendiente regular el volumen, para lo que habríamos tenido que montar otro circuito similar. En todo el proceso tuvimos que registrar y analizar datos que podíamos obtener a través del monitor serie.

7ª Sesión

Teníamos previsto la construcción de un robot de diseño libre, pero debido al retraso que traíamos estuvimos trabajando con el control de los servomotores. Así pues conectamos un servomotor, hicimos que girase hacia adelante, hacia atrás, una vuelta completa y los grados exactos que queríamos que se moviese. A continuación conectamos dos motores  y conseguimos que hicieran la siguiente secuencia de movimientos: giraron en sentido horario los dos, luego uno giró en sentido horario y otro en sentido antihorario, seguidamente giraron los dos en sentido antihorario y finalmente volvieron a girar cada uno en un sentido.

8ª Sesión

En la última sesión teníamos previsto descargar la app Robot Commander de Lego y controlar el robot desde el móvil. Las descargamos y controlamos el robot, pero esto nos llevo poco tiempo conseguirlo así que configuramos una pantalla LCD, para que aparecieran distintos mensajes en el misma. Por último empaquetamos los  componentes y subimos los vídeos a Youtube.

MEMORIA FINAL

Es sumamente satisfactorio comprobar cómo, tras las ocho sesiones, nuestros alumnos, que mayoritariamente son los mismos del curso pasado, no sólo no están cansados sino que su interés aumenta y quieren saber más sobre el lenguaje de programación de Arduino y sobre otros como Lego. Este año nos hemos centrado más en Arduino que en Lego, ya que es más económico y se puede adaptar fácilmente cualquier circuito electrónico. Los alumnos, igual que el año pasado, han sido capaces de diseñar por sí mismos distintos proyectos, semáforos con y sin condiciones, detectores de luz, theremin o controlar motores. Ha sido de mucha utilidad en este cambio el que los alumnos hubieran visto Lego en los cursos pasados y electrónica en tercero de la ESO, ya que tenían una base solida para empezar a trabajar con Arduino. Los alumnos han estado en todo momento muy implicados y motivados.

Al igual que en ediciones anteriores una de las dificultades ha sido el horario, ya que este perfil de alumnado está habitualmente apuntado a múltiples actividades por las tardes, este hecho nos hizo establecer las sesiones como en cursos pasados,  los sábados por la mañana.

Al ser el material mucho más económico que Lego, todo el alumnado ha tenido su propio material, con lo que ha podido trabajar a su ritmo, los alumnos más adelantados podían afrontar otros desafíos con el robot de Lego. Existe también más documentación de Arduino que de Lego, de tal forma que el alumnado siempre ha tenido fichas de apoyo y enlaces a páginas de interés.

El aspecto más positivo ha sido sin duda ver trabajar de forma autónoma al alumnado y ver cómo llegaban a la siguiente sesión con posibles soluciones. Desde mi punto de vista, como docente, no hay nada más gratificante que ver a tu alumnado motivado, ilusionado en una determinada tarea. La autoestima del alumno sube al ver como proyectos que a priori les parecían muy difíciles, finalmente, y sin demasiada ayuda, son superados con éxito. También, me ha parecido muy positivo, este año, ver cómo el alumnado era capaz de empezar a incluir conocimientos de otras áreas, matemáticas, tecnología (electrónica) o conceptos generales de programación aprendidos en Lego, para solucionar los problemas que se les estaban planteando, siempre siguiendo un razonamiento lógico, reflexionado cuando el resultado no era el esperado y analizando el porqué del error.

 Imagen de: Pixabay.

Tags: , , , , ,


Sobre el colaborador



Deja un comentario

Volver arriba ↑