1_UE
1_andaluciasemueve1

Educación Secundaria

Publicado el 7 de Julio de 2015 | por joseaurelio

0

La educación emocional y el teatro

Datos del Proyecto

Nombre del proyecto: Las emociones a través del teatro.
Centro (donde se desarrolla la experiencia): IES SIDÓN
Localidad y provincia: MEDINA SIDONA (CÁDIZ)
Nombre del docente que coordina el proyecto: JOSE AURELIO MARTÍN RODRÍGUEZ
Estudiantes a los que va dirigido (nivel(es)/curso(s)): 4º ESO
Número de estudiantes: 14
Página web/blog del proyecto:
Enlaces de interés vinculados con el proyecto:

Descripción de la Experiencia

En el programa PROFUNDIZA de este año hemos optado por trabajar un aspecto que suele quedar fuera del currículum e integrarse de manera desigual en la educación formal: las emociones. Al igual que con las competencias, el teatro integra de manera especial los aspectos emocionales de la persona y, como es sabido, el teatro, de momento, está fuera del currículum oficial, si acaso tiene cabida como instrumento para algunas asignaturas como Lengua o Educación Física.

En el IES SIDÓN, de Medina Sidonia, venimos desarrollando un proyecto teatral muy ambicioso (www.proyectosimprota.com) desde hace algunos años. Este año el grupo de teatro, que componen mayoritariamente el programa profundiza, está formado por dos chicos y doce chicas de 4º de ESO, y trabajamos los viernes por la tarde y casi todos los recreos.

Queremos aprovechar el marco de tiempo, recursos y alumnado que ofrece el programa PROFUNDIZA para trabajar las emociones de una manera sistemática, tanto en el conocimiento de la mismas como en su representación teatral. Es sabido que en la construcción de personajes dramático el componente emocional es clave, pero este año queremos poner más cuidado en estudiar las emociones de los personajes en el contexto dramático, averiguar sus conflictos íntimos y las emociones que de estos se derivan y, por supuesto, recrear estas emociones desde un punto de vista artístico.

Vamos a trabajar en distintas fases que van desde el trabajo con objetos hasta el trabajo actoral. Empezaremos trabajando las emociones con objetos, como zapatos, que manipularemos para crear las emociones de una historia en off sobre temas de género. A continuación, y tras haber evaluado y pensado en cómo los objetos son capaces de transmitir emociones si los manipulamos con sensibilidad y destreza, nos dedicaremos a estudiar las emociones de personajes que viven un contexto denso desde el punto de vista emocional, como, por ejemplo,  un monólogo en el que una chica joven decide elegir el ejército como opción profesional, a pesar de todas las emociones que eso suscita por parte de su familia y amigos.

En la primera sesión tratamos la importancia de las emociones en la vida diaria. Conectamos distintas emociones y los contextos donde aparecen. Escribimos las emociones en tarjetas y luego al azar cada uno contextualizó una emoción para ver cómo es la emoción la que, en gran medida, condiciona una situación, un contexto. Asimismo, en los contextos de conflicto, observamos como un cambio de emociones puede llevar a una nueva visión del conflicto (en especial nos fijamos en el miedo). El profesor propuso un contexto de violencia de género en el que las emociones (vencer el miedo) pueden cambiar la situación.

En la segunda sesión trabajamos sobre una emoción en concreto: el miedo. Se analizaron los componentes de la emoción, se graduaron los distintos estados del miedo, se contextualizó y, una vez que se hubo analizado objetivamente, cada alumno pensó en qué contextos ha sentido miedo. Se trata de que cada emoción se trabajara en las siguientes fases: análisis, recreación y creación. Tras el análisis y la recreación del miedo, hubo que construir una situación dramática en la que surgiera el miedo y, según el personaje, mostrar una emoción controlada o, por el contrario, controladora. En esta última fase, la de la verdadera creación, se individualizó el miedo según el personaje, se particularizó en la voz, el cuerpo y la gestualidad, elementos todos de la creación dramática. Cuanto más único y diferente la manifestación de la emoción, más creativa es su representación.

En definitiva, vamos a ser conscientes de la importancia de las emociones en el desarrollo de la persona y en que, de alguna manera, podemos manejarlas aunque sea en el mundo ficticio del teatro. Sería el paso previo para controlarlas en la vida, o, al menos, ser conscientes de su poder, de lo que integran, de su alcance y de su poder tanto para deprimir como elevar a una persona. Con las sesiones ya comenzadas desde principios de enero, les dedicaremos las sesiones recomendadas por PROFUNDIZA y, por supuesto, cuantas haga falta para conseguir el objetivo de toda actividad teatral: el examen público, es decir, la representación delante de gente.

 

Créditos: Imagen de shutterstock

Tags: , , ,


Sobre el colaborador

Soy…, hago…, he creado… Creo.



Deja un comentario

Volver arriba ↑